fbpx

Unos andenes necesarios para Girardota

El espacio público de Girardota parece una feria medieval, es un espacio agresivo e intransigente, en sí, Girardota es un municipio que desde sus calles es excluyente con el adulto mayor, con los niños pequeños...
Por

Daniel Largo*

No hay nada más tedioso que andar por las calles de Girardota, subir de Montecarlo al parque es más que tedioso, ¡peligroso!, en la bajada que va desde adornos hasta la cruz roja la gente tiene que subirse a un muro de 25 cm cuando pasa cualquier carro y brincarles a las motos para que no los atropellen. El trayecto que va desde adornos hasta la panadería no hay andenes para caminar, son tan altos los escalones que algunos superan los 50cm de altura.

 

Hay que pensar en el barrio Montecarlo, este barrio quedó segregado del proyecto y es el que más necesita una vía de acceso al parque que sea amigable con la comunidad

Cuando uno sube desde el banco de Bogotá hasta el hospital, ni se diga, carros amontonados por todas partes y motos que se suben a los corredores hacen parte del panorama, subir esta calle es muy complicado para mujeres embarazadas o los adultos mayores que van hasta la casa del abuelo.  A propósito ¿Cuántos abuelitos se han caído en las calles de nuestro municipio?

Estas calles no son amigables con las personas que sufren alguna discapacidad.  Aquellas personas que tienen dificultad de movimiento o movilidad reducida, tienen que padecer un tránsito agresivo y unos andenes agrestes para caminar por ellos.

El espacio público de Girardota parece una feria medieval, es un espacio agresivo e intransigente, en sí, Girardota es un municipio que desde sus calles es excluyente con el adulto mayor, con los niños pequeños, con las mujeres en embarazo y con las personas que tienen dificultad de movimiento bien sea porque anden en silla de ruedas, bastón o muletas y creo que es momento de pensar más en las personas que en los vehículos.

Como ciudadano siempre he criticado esta problemática, por la simple y llana razón de que tengo en mi familia y mis allegados gente muy adulta que se ha visto a punto de ser atropellada por carros y motos, además he visto como la gente se ha caído de las aceras por dónde camina y una amiga mía que anda en silla de ruedas la he visto a punto de perecer en todas sus salidas al parque.

 

De todos los proyectos que puede tener esta administración, este es de lejos el más incluyente,  y que a la postre le va a cambiar la cara a Girardota, de los miles y miles de millones que ha gestionado esta administración para proyectos de alto impacto, quizás éste  de los 4.5 kilómetros de andenes sea para mí el más importante. Es evidente que con el fundamentalismo político va a salir gente a criticar que Girardota tenga andenes para la gente, pero creo que la mirada debería trascender los tintes políticos y estar más orientada en observar, analizar y proponer como mejorar este proyecto, porque de hecho el proyecto si tiene dos asuntos, que creo, aún puede ser pensados y mejorados por las personas encargadas de esta obra.

 

En primer lugar, hay que pensar en el barrio Montecarlo, este barrio quedó segregado del proyecto y es el que más necesita una vía de acceso al parque que sea amigable con la comunidad, como ya se dijo al principio,  la subida de la Cruz Roja hasta adornos es ¡terrible!; cuando el transeúnte se encuentra con dos autos, uno subiendo y otro bajando,  queda con dos opciones, o la muerte violenta por destripamiento bajo las llantas del carro o hacer equilibrismo en un muro de 15cm que es lo único que tiene la subida. algo para mejorar este proyecto consiste en Pensar en mejorar el acceso de Montecarlo es muy importante y este es el momento.

La segunda crítica que se le podría hacer a este proyecto, es que, pese a los intentos de socialización, la Alcaldía y el  área Metropolitana no destinaron los recursos suficientes para socializar la obra con sus alcances y bondades, no hubo suficiente pedagogía con los que poseen carros, la Secretaría de Tránsito se quedó corta frente a esta situación, pero el proyecto que está arrancando aún está a tiempo de rectificar esta parte social que es bastante importante.

Para finalizar, creo que los trayectos que se planearon y el diseño de los andenes es muy amigable con la gente, se nota el esfuerzo técnico y la capacidad de gestión, porque lo cierto es que las entidades que tienen los recursos esperan que les lleven proyectos, jamás los ofrecen, la obra en si, será a mi modo de ver muy positiva y espero pronto verla terminada.

*Sociólogo

Daniel Largo Taborda

Soy un sociólogo preocupado por los derechos humanos, la paz, la convivencia, la cultura política y ciudadana de este país.

Entradas relacionadas…