fbpx

Colombia no puede tolerar un solo Filicidio mas

En la sociedad colombiana, se manifiesta la oscura realidad del infanticidio y el filicidio, revelando graves problemas sociales y familiares.

por | Dic 26, 2023 | Editorial

¿que es el filicidio?

El filicidio se define teóricamente como el acto de matar a uno o más hijos por parte de uno de los padres o cuidadores. Este término proviene de la combinación de las palabras latinas «filius» (hijo) y «cida» (asesino). El filicidio puede ocurrir en diversas circunstancias y puede tener motivaciones variadas, que van desde problemas de salud mental hasta factores sociales, familiares o económicos.

Desde una perspectiva teórica, el filicidio ha sido objeto de estudio en campos como la psicología, la psiquiatría, la criminología y la sociología. Los expertos buscan comprender los factores que contribuyen a este tipo de comportamiento extremo, incluyendo problemas de salud mental en los perpetradores, relaciones familiares disfuncionales, abuso, estrés extremo, trastornos mentales graves, entre otros.

Existen diferentes clasificaciones de filicidio, como el filicidio altruista (donde el perpetrador cree que está actuando en beneficio del niño), el filicidio acogedor (donde el perpetrador mata al hijo en un estado de desesperación o ira), y el filicidio fatal (cuando el asesinato es parte de un acto más amplio, como un homicidio-suicidio).

Filicio como violencia vicaria en Colombia

No obstante, en la trama oscura de la sociedad colombiana, surge una realidad aterradora: el filicidio, perpetrado principalmente como venganza contra las mujeres. Este crimen, muchas veces cometido por individuos con enfermedades mentales, se ha convertido en un flagelo que, lamentablemente, pasa desapercibido en la esfera pública, sin una respuesta eficaz por parte de las autoridades.

En Colombia, la atención hacia los niños parece limitarse a situaciones extremas: cuando son víctimas de violencia, maltrato o abuso sexual. Fuera de estos contextos, la indiferencia de los concejales, alcaldes, gobernadores y el poder político nacional es alarmante. Los niños, considerados el eslabón más débil de la sociedad, carecen de la protección necesaria para vivir dignamente, una falla significativa del Estado.

Lea también: ¡Colombia Anfitrión de la COP16: Cumbre Mundial por la Biodiversidad!

Cuando un niño sufre, los políticos rápidamente manipulan la tragedia a su favor, emitiendo llamados vacíos y prometiendo condenas perpetuas que, en última instancia, son promesas inconstitucionales. Los niños se convierten en víctimas colaterales de un sistema donde los intereses de los políticos, sicópatas y homicidas prevalecen. En este contexto, el esclarecimiento y la protección de los menores deberían ser prioridades indiscutibles.

Regresando a la esencia del problema, es imperativo cuestionar la ausencia de profesionales sociales capacitados para analizar la conducta de individuos mentalmente inestables por no decir enfermos que, de manera predecible, maltratan a sus parejas y pueden llegar a extinguir la vida de sus propios hijos. ¿Dónde están esos expertos cuando ocurre un filicidio? ¿No hubo indicios previos, señales de alarma que deberían haber alertado a las autoridades sobre la peligrosidad del agresor? ¿Amenazas, comentarios o insinuaciones que podrían haberse convertido en un llamado a la acción?

De interés: ¿Que es Funar?

Abordar el filicidio como manifestación de la violencia vicaria,  desde una perspectiva sociojurídica implica no solo castigar al perpetrador, sino también prevenir estos actos atroces mediante la identificación temprana de señales de riesgo. Los controles más estrictos y la intervención oportuna de profesionales especializados son esenciales para salvaguardar la vida de los niños, quienes merecen vivir en un entorno seguro y protegido. La sociedad y las autoridades tienen la responsabilidad compartida de enfrentar esta problemática desde sus raíces, promoviendo un cambio cultural y legal que ponga fin a la tragedia silenciosa que afecta a los niños colombianos.

TEMAS RELACIONADOS

<H2><a href="https://www.antioquiacritica.com/author/daniel-largo/" target="_self">Daniel Largo</a></H2>

Daniel Largo

Soy un sociólogo apasionado por la comprensión de las sociedades modernas; mi enfoque es humanista, y este se ve reflejado en mi compromiso con los derechos humanos. Analizo hechos sociales, especialmente en el ámbito político y electoral. Creo en la justicia social y desde la comunicación, creo que podemos fortalecer la democracia si los ciudadanos pueden acceder a información veraz y crear su propio criterio. #MedioAmbiente #DDHH #Humanismo #Ciencia_Tecnología
BANNER PAUTA

Conectémonos en …

Te puede interesar

Sigue leyendo lo más reciente

El Distrito presenta la estrategia “Guardianes de la Tierra»

El Distrito presenta la estrategia “Guardianes de la Tierra»

En un esfuerzo por incentivar la protección del medio ambiente, la Alcaldía de Medellín ha lanzado la estrategia “Guardianes de la Tierra”. Este innovador programa busca fomentar el amor por la naturaleza entre niños y niñas de 5 a 12 años a través de actividades...