fbpx

Los peajes del Área Metropolitana son una infamia para el norte

Nos crearon fronteras en un territorio metropolitano, nos condenaron a crecer en medio de la desigualdad y nos imponen pagar por las obligaciones del gobierno. A mis 12 años de edad, siendo un niño, recuerdo con claridad la gran conmoción que generó la instalación de los peajes en el norte del Valle de Aburrrá.  Protestas, […]

por | Oct 22, 2020 | Opinión

Nos crearon fronteras en un territorio metropolitano, nos condenaron a crecer en medio de la desigualdad y nos imponen pagar por las obligaciones del gobierno.

A mis 12 años de edad, siendo un niño, recuerdo con claridad la gran conmoción que generó la instalación de los peajes en el norte del Valle de Aburrrá.  Protestas, disturbios, heridos y la inmersión de tanquetas antimotines para visitar la casa del señor caído, en pleno parque principal del municipio de Girardota.

Cuando todo comenzó

Posteriormente, vienen a mi memoria, las claras imágenes del señor Álvaro Uribe Vélez, quien siendo presidente de la república en ese momento, salía ante los medios de comunicación a dejar en firme el denominado “peajito social”. Este peaje solo tenía un valor de exiguos mil pesitos y venía acompañado de la promesa de que funcionaría temporalmente., mientras se construía la doble calzada Bello Hatillo, de 3 carriles a lado y lado, más carril de ciclo-caminabilidad, también a lado y lado, y que los habitantes del norte del Valle de Aburrá, podrían gozar del chip, para que así, nosotros no tuviéramos que pagar.

Hoy, más de 15 años después, el “peajito social”, de carácter temporal, nos dejo una doble calzada en donde solo se construyó una vía de 3 carriles con ciclo-caminabilidad.

No era temporal

Su valor se ha incrementado en casi un 300% y ha sido pagado por el bolsillo de las familias del norte del Valle de Aburrá.  Para terminar de ajustar el escenario, el próximo año, el Gobierno Nacional quiere entregar en concesión, el recaudo de esos peajes por otros 30 años más, para así,  financiar la construcción de vías a más de 60 kilómetros de distancia de nuestro territorio, con lo cual, ese calificativo de “temporal” resulta ser toda una vida.

El área metropolitana del Valle de Aburrá, se consolidó bajo el principio de la integralidad territorial como ciudad metrópoli, sin embargo, el norte y el sur, se han desarrollado en un escenario desigual e inequitativo. En el norte, por ejemplo, se construye una cárcel, un relleno sanitario y la planta de tratamientos de aguas La Seca, todo esto genera cargas urbanísticas y sociales; en el sur las estaciones del metro se expanden cada vez más, mientras que, en el norte, ni siquiera conocemos estudios de factibilidad.

Inequidad

Es irónico que  en el sur, no se necesitó ningún peaje para consolidar las vías dobles calzadas, mientras que en el norte tenemos 4. Somos la única área metropolitana del país, que tiene estas fronteras dentro de su territorio.

El norte del Valle de Aburrá, gracias a los peajes, representa un territorio poco rentable y competitivo para la inversión y el desarrollo, comparado con el sur. A una empresa le cuesta 92.600 pesos el paso de un solo camión (ida y vuelta) para movilizar insumos o producción. Una familia habitante del municipio de Barbosa que quiera tener su propio transporte, debe disponer 444.000 mil pesos, solo para pagar peajes, viajando 5 días a la semana.

Ya basta

Nos obligaron a vivir en un territorio con fronteras, en donde tenemos que pagar para poder entrar o salir de nuestras casas, nos obligaron a crecer y desarrollarnos en un escenario desigual e inequitativo comparado con el resto del área metropolitana, nos obligaron a pagar para financiar las obligaciones del Gobierno Nacional y hoy nos quieren obligar a pagar la construcción de una vía por fuera del área metropolitana a más de 60 kilómetros de distancia.

Por esto, hoy decimos: “basta”, ya es suficiente, es nuestro momento de actuar y de hacernos sentir como un territorio unido en torno a una causa justa, una causa de todos, lo que hoy hacemos, más que un acto político, es un acto de ciudadanía, la historia no nos juzgará como aquellos que no hicimos nada ante una infamia social tan grande como la que representan los peajes del norte del Valle de Aburrá.

¡NO MÁS PEAJES!

Luis MIguel Correa Gonzalez

Abogado, especialista en derecho laboral, Magister en estudios políticos. Concejal del municipio de Girardota

Entradas relacionadas…

El tiempo como agencia de significado

El tiempo como agencia de significado

El tiempo como agencia de significado y orden de la cotidianidad, desde siempre, la humanidad ha necesitado la medición del tiempo para vivir en él o ser él.

Memoria histórica, una lucha por la participación y la reivindicación de los vencidos.

Hablar de memoria histórica siempre ha despertado polémica.

La solidaridad es el camino, la pandemia es el reto que tenemos que superar juntos.

En general, gran parte de la humanidad ha pretendido crear un nuevo modelo de sociedad

Un ermitaño digital

Admiro a quienes aprovecharon la cuarentena para hacer ejercicio, para conectarse con la necesidad de los demás y así mostrar su cara amable en las historias de sus redes sociales (espero que no solo en la web). Yo por mi parte agradezco porque me pude convertir en un ermitaño…

Sentido común

Debido a la crisis mundial que estamos enfrentando, hay frases que se nos van grabando en nuestra mente por el uso global que le estamos dando, ejemplo de ello, es la frase más famosa por estos tiempos de pandemia, y es: “Quédate en casa”.

El Cavernicola

Alfredo Ramos: Un cavernícola en el Concejo

El día de hoy pasaron dos cosas interesantes, por un lado, el alcalde Daniel Quintero lanzó la estrategia “Medellín me cuida”,

¿Por qué somos así?

Para un gran sector de la población, la principal necesidad es el sustento económico y el cubrimiento de las necesidades básicas.

No hacer populares a los idiotas

Las redes sociales están llenas de individuos que mueren por una reacción, y para ello dicen cualquier tontería, reaccionar es popularizarlos y darle trascendencia a ideas intrascendentes.

Bolivia, Latinoamérica y las turbulencias políticas. ¿Desobediencias o inconformismos?

De modo que, hay que distinguir y mirar con detenimiento, cuándo los inconformismos son realmente movidos por sentimientos de injusticia y se construyen bajo la autoconciencia de la desobediencia y cuando esos inconformismos son empujados por manipulación y por fanatismo, para aparentar defender un orden o un régimen,

LA POBREZA INTELECTUAL DEL DEBATE PARLAMENTARIO EN COLOMBIA.

Las formas rutinarias en que se han naturalizado las diversas violencias en nuestra sociedad nos permiten aceptar muy indignadamente que los niveles de degradación a que pueden llegar las instituciones y las formas de la vida social en Colombia no son de asombro ni de extrañar

El conveniente discurso «anti-odio»

La gente que habla del Odio, odia a alguien, detesta a alguien, se refiere a los demás en términos desobligantes

Unas verdaderas fiestas de la danza y el sainete

Girardota tenía “arte y cultura” por una semana o por un día, pero el resto de días era un pueblo metropolitano que no tenía espacios agradables para que los niños estudiaran artes, no habían profesores suficientes,