fbpx

Unas verdaderas fiestas de la danza y el sainete

Girardota tenía “arte y cultura” por una semana o por un día, pero el resto de días era un pueblo metropolitano que no tenía espacios agradables para que los niños estudiaran artes, no habían profesores suficientes,

por | Nov 5, 2018 | Opinión

Por

Daniel Largo

Las fiestas de la danza y el sainete se han caracterizado en la última década por ser unas fiestas vergonzantes. Las anteriores administraciones acostumbradas a invertirle muy poco a la cultura y el arte girardotano hacían las fiestas del municipio usando el nombre de aquello a lo que escasamente invertían.

 

Ojalá en los cuatro años, la alcaldía invierta más en cultura y educación no formal, así sacamos a la juventud de los bares y discotecas y los subimos a la Pedrito Ruiz a ver cine, escuchar música, ver danzas, escuchar cuenteros, a aprender animación 3D en el parque educativo

Las fiestas eran tan espectaculares como espectaculares son las fiestas de los pueblos costeños, dónde no hay calles pavimentadas, acueductos, alcantarillado ni servicios domiciliarios, pueblos que empeñan el presupuesto para llevar a cualquier artista que suene en la radio y así los gobernantes darse ínfulas de grandes administradores. Fiestas que solo son circos para engañar a los incautos y hacerles creer por unas cuantas horas que sus miserias han dejado de existir.

En ese orden andaba Girardota, cientos de millones de pesos embolatados en grandes artistas, los cuales llegaron a cobrar por una hora de presentación hasta más de cien millones de pesos (el salario de 5 profesores de la casa de la cultura por un año). Girardota tenía “arte y cultura” por una semana o por un día, pero el resto de días era un pueblo metropolitano que no tenía espacios agradables para que los niños estudiaran artes, no habían profesores suficientes, y los que habían tenían salarios indignos para la cantidad de tiempo que les tocaba trabajar.

Las fiestas de Girardota eran pagadas en parte por los salarios de los empleados, de los artistas siempre sacrificados por los políticos de turno, minusvalorados y venidos a menos en un pueblo artística pero de mucha pobreza administrativa.

Nos parece muy valioso que por primera vez en más de una década la administración le dé importancia a nuestras fiestas, que pese a tomar MEDIDAS IMPOPULARES como es no gastar tantos recursos en artistas nacionales e internacionales y se haya atrevido a invertir parte de los recursos de estas fiestas en la CASA DE LA CULTURA. Es por esto que desde febrero hasta la fecha la casa de la cultura ha tenido profesores, se han adecuado los espacios, muchos niños y jóvenes se están formando y tocando instrumentos, pintando, danzando, usando el tiempo libre de manera productiva en un pueblo que solo ofrecía licor para el des aburrimiento de sus juventudes.

Estas fiestas se presentan como las más austeras en muchos años, solo viene Darío Gómez, y habrán otros artistas de talla que no son tan súper reconocidos pero que son buenos. Por primera vez en la programación se le da el lugar adecuado a las danzas y el sainete, a las presentaciones locales, por primera vez en muchos años nuestros artistas serán los protagonistas de este evento, que en otros momentos los tenía relegados.

Ojalá en los cuatro años, la alcaldía invierta más en cultura y educación no formal, así sacamos a la juventud de los bares y discotecas y los subimos a la Pedrito Ruiz a ver cine, escuchar música, ver danzas, escuchar cuenteros, a aprender animación 3D en el parque educativo. Invertir mas en educación y arte que en espectáculos fugaces puede ser un buen legado de esta alcaldía.

 

<H2><a href="https://www.antioquiacritica.com/author/daniel-largo/" target="_self">Daniel Largo</a></H2>

Daniel Largo

Soy un Sociólogo apasionado por la sociología, especializado en el análisis de coyunturas políticas electorales. Mi experiencia incluye un historial como asesor de campañas políticas, donde he contribuido a moldear estrategias exitosas en el ámbito político
BANNER PAUTA

Conectémonos en …

Te puede interesar

Sigue leyendo lo más reciente

envalentonados

Envalentonados contra el Gobierno

La retórica parece simplificarse hasta convertir cualquier acción gubernamental en un acto repudiable. Están envalentonados solo porque el gobierno no ha logrado masificar su mensaje.

La necesidad imperante de un tercer medio para romper con el monopolio informativo de El Colombiano

El monopolio del colombiano les permite defender y atacar a discreción a cualquier persona, Antioquia necesita un tercer medio que sirva de contrapeso»

Esteban

Desafíos y equilibrios políticos en Colombia: gobiernos locales de derecha en un contexto nacional de izquierda<

En Colombia, la coexistencia de liderazgo de izquierda a nivel nacional y gobiernos locales de derecha plantea desafíos y oportunidades complejas, es importante analizar los desafíos y equilibrios que esto conlleva.

dalai lama

El Dalai Lama y el Tíbet: desafiando la imagen idealizada impuesta por occidente

Desenmascarando mitos, la realidad del Tíbet revela el controvertido papel del Dalai Lama en un sistema feudal y esclavista.

Largo

El dilema entre revanchismo y oposición constructiva en Colombia

Este dilema tiene implicaciones directas en la vida de los ciudadanos, especialmente en un país con problemas acuciantes como la pobreza extrema, el desempleo, la violencia de género