fbpx

Es mejor huir de algunos “amigos”

Evítelos, salga corriendo, no se dé más mala vida, hay personas que se acercan a su vida para complicarla y a veces, es mejor huir de algunos “amigos”.

por | Jul 25, 2020 | Opinión

Evítelos, salga corriendo, no se dé más mala vida, hay personas que se acercan a su vida para complicarla y a veces, es mejor huir de algunos “amigos”.

Mucho se ha hablado de las personas tóxicas, que si su comportamiento se basa en la envidia, que si tienen alguna patología o que si fueron dañadas anteriormente.

Lo cierto, es que complican la vida y muchas veces se es más feliz cuando ellos se alejan.

Los amigos

En el trascurso de nuestra vida, conocemos muchas personas que llegan a ocupar un importante espacio en nuestra vida, a esos, los llamamos amigos.

A los que a pesar de la distancia, siempre están pendientes de uno, que se alegran con nuestras alegrías, que sienten que nuestros triunfos, son de ellos.

Aquellos con los que se puede dejar de tener contacto, pero que cuando se reencuentran, parece que siempre estuvieron juntos.

Es mejor huir de algunos “amigos”

Los otros “amigos”

Son aquellas personas que siempre tienen un problema para cada solución, siempre le van a recordar que nada de lo que ha hecho, sirve.

Y casi la gran mayoría tienen unas características similares, tienen un “Modus operandi” casi exacto.

Actitudes de las que debe huir

Casi siempre se están quejando, nada les sirve, y cuando se les intenta ayudar, nada es suficiente, siempre les quedan debiendo.

O aquellos que creen que ninguna persona que se acerca a usted sentimentalmente, es honesta, siempre están buscando el lado oscuro de sus arrocitos en bajo.

Otra característica, es que son muy aduladores, siempre le están diciendo a la cara lo mucho que lo quieren, pero cuando no están presentes, los comentarios son muy desobligantes.

Los más dañinos

Los que en el fondo de su corazón, lo odian y quieren que le vaya mal, que no logre sus metas, que siempre sea un fracasado, para que puedan venir a salvarlo.

Los que cuando se habla de dinero, no tienen límites ni lealtades, pueden pasar por encima suyo sin remordimientos, con tal de conseguir lo que se proponen.

Y peor aún, aquellos que esconden detrás una sonrisa, unas ganas malignas de que le vaya mal, de que sufra. Ellos no quieren que a nadie le vaya bien, ellos quieren que a todos les vaya mal.

Y cierro con esta frase: “Si algo o alguien te quita a paz, no vale la pena”.

PD: Dedicado a una “amiga” de la que hui.

 

TEMAS RELACIONADOS

<H2><a href="https://www.antioquiacritica.com/author/buritica/" target="_self">Marcela Buriticá</a></H2>

Marcela Buriticá

Periodista- Especialista en Comunicación Política Soy una mujer comprometida con los procesos sociales para lograr el proceso material, intelectual y cultural de nuestra sociedad. Edilesa de la comuna 16
BANNER PAUTA

Conectémonos en …

Te puede interesar

Sigue leyendo lo más reciente

envalentonados

Envalentonados contra el Gobierno

La retórica parece simplificarse hasta convertir cualquier acción gubernamental en un acto repudiable. Están envalentonados solo porque el gobierno no ha logrado masificar su mensaje.

La necesidad imperante de un tercer medio para romper con el monopolio informativo de El Colombiano

El monopolio del colombiano les permite defender y atacar a discreción a cualquier persona, Antioquia necesita un tercer medio que sirva de contrapeso»

Esteban

Desafíos y equilibrios políticos en Colombia: gobiernos locales de derecha en un contexto nacional de izquierda<

En Colombia, la coexistencia de liderazgo de izquierda a nivel nacional y gobiernos locales de derecha plantea desafíos y oportunidades complejas, es importante analizar los desafíos y equilibrios que esto conlleva.

dalai lama

El Dalai Lama y el Tíbet: desafiando la imagen idealizada impuesta por occidente

Desenmascarando mitos, la realidad del Tíbet revela el controvertido papel del Dalai Lama en un sistema feudal y esclavista.

Largo

El dilema entre revanchismo y oposición constructiva en Colombia

Este dilema tiene implicaciones directas en la vida de los ciudadanos, especialmente en un país con problemas acuciantes como la pobreza extrema, el desempleo, la violencia de género